Skip to main content
Recursos o personas

¿Recursos?… o Personas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, promedio: 4,47 de 5)
Cargando…

De hierro las dos caras labran un solo ecoJorge Luis Borges

 

Define ITIL, el marco de trabajo para la gestión de Servicios de TI, a las PERSONAS, como un tipo de activo del servicio, pero no uno más, sino el más versátil y potente, debido a su capacidad para aprender y adaptarse, de absorber y compartir conocimiento.

 

En su fase de Diseño del Servicio, este marco nos invita a considerar que las personas deben trabajar conjuntamente con los procesos, productos (/tecnología) y partners (/proveedores), haciendo una preparación, planificación y gestión de todos ellos (las 4Ps), con una visión centrada en la efectividad y eficiencia; pero, en mi opinión, no hablamos de la persona, sino del recurso con capacidad productiva.

 

Los RECURSOS, según la RAE, son un conjunto de elementos disponibles para resolver una necesidad o llevar a cabo una empresa; pero todos sabemos que tener recursos no siempre nos permite alcanzar un objetivo.

Los que nos comprometemos con el manifiesto Agile, valoramos más a los individuos y sus interacciones, que a las herramientas y los procesos, aún sin perder a estos de vista; es sólo una cuestión de enfoque.

 

Pensemos por un momento … si no es por los individuos y las interacciones que generamos (engagement) con cada uno de ellos, ¿conseguiríamos alcanzar los objetivos?

 

Sin embargo, nuestras 4Ps siguen vigentes, los individuos pueden estar vinculados a un partner, trabajan con unos productos y herramientas (no siempre a la vanguardia tecnológica) y ejecutan unos procesos, que tienen:  procedimientos, muchas veces desconocidos, con métricas a veces inexistentes y poco trabajo de mejora.  Pero siempre contamos con esas personas, que se saltan el procedimiento si hace falta, que añaden un comentario para suplir la carencia de la herramienta, que aun teniendo el role de otro proceso se ponen la gorra que toque si te pueden ayudar…

Hace poco me preguntaban que teníamos que hacer en los proyectos de infraestructuras de TI para implementar metodologías “Agile”.  Mi respuesta a vuela pluma fue, tener personas comprometidas, luchar con el ego y olvidar algunas formas de hacer las cosas para poder aprender a hacerlas de nuevo.

Cambiar un recurso y poner en sus skills: Agile, Lean, “Scrum manager” ( 😉 ) … es fácil e incluso temerario; que una persona cambie su filosofía de trabajo, desaprenda y hable siendo parte de un “nosotros, nuestro” y no partiendo de un “yo, mí, me, conmigo”… requiere un enorme esfuerzo de transformación interior, voluntad y decisión.

Si bien es cierto que necesito ser un recurso, para que mi nombre esté en ese documento que determina el equipo, para poder iniciar un proyecto, no lo es menos que, sólo como persona me comprometo, transformo, creo y entrego.

Desprenderse de un recurso es fácil, se elimina una fila de un Excel, se hace un click en el MSProject, se borra un nombre de una lista de distribución y nada por aquí, nada por allá, cual magia potagia, el recurso ha desaparecido de forma aséptica e indolora.

No hay emoción en un recurso, y por eso necesitamos trabajar con ellos, para no tener apegos; porque, seamos sinceros, hacer desaparecer un recurso puede implicar dar viabilidad, es decir, vida a los proyectos y por ello debemos hacerlo.

La emoción aparece cuando se ha establecido una relación entre personas, cuando se han creado vínculos y se han compartido compromisos.

 

Un recurso es sustituible, pero una persona es irrepetible.

 

Las ofertas y planificaciones necesitan de recursos, pero los products backlogs, los sprint plannings y los artifacts, se hacen con personas. Son ellas las que pueden encarnar y vivir los valores necesarios para crear un equipo Scrum teniendo compromiso, valentía, un propósito, actitud receptiva y respeto.

Es sólo el compromiso de la persona el que hace confluir el objetivo y el resultado.

Los recursos y las personas son las dos caras de una misma moneda, todo depende de cuál de ellas estés mirando, según sea la necesidad y el objetivo final.

Siempre se puede dejar la moneda de canto, pero sólo girando, en movimiento, en la carrera, se mantendrán ambas. Cuando la moneda se para, sólo una queda una visible

Elige: ¿cara o cruz?

 

Mª del Mar Zofío Jiménez

Mª del Mar Zofío Jiménez

Responsable de proyectos y Servicios para Infraestructuras de TI, con interés en el aprendizaje y manejo de frameworks o metodologías como PMP, ITIL, LEAN IT, COACHING, COBIT, SCRUM, DEVOPS

Mª del Mar Zofío Jiménez ha escrito 7 entradas


Mª del Mar Zofío Jiménez

Mª del Mar Zofío Jiménez

Responsable de proyectos y Servicios para Infraestructuras de TI, con interés en el aprendizaje y manejo de frameworks o metodologías como PMP, ITIL, LEAN IT, COACHING, COBIT, SCRUM, DEVOPS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *