Skip to main content
Gobierno SOA

Oficina de Gobierno SOA: controla tus servicios

SOA, un tema que ya puede resultar recurrente y viejo, lleva mucho tiempo en boca de todo el mundo y aplicándose… pero, ¿seguro que se está aplicando SOA en su compañía?

Muchas empresas de diferente índole han cambiado su infraestructura y arquitectura TI para adaptarse al uso de servicios. Para ello se han llevado a cabo diferentes acciones:

  • Instalación de un ESB (Enterprise Service Bus).
  • Cambiar las políticas y los estándares para la creación de servicios con diferentes protocolos y tecnologías.
  • Implantación de un motor BPM y/o BPEL para procesos que soporten los servicios ofrecidos.

Todo eso está muy bien y se ha conseguido un objetivo: tenemos “servicios”. Pero ahora es cuando cada uno debe hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Realmente tengo servicios?
  • ¿Qué es un servicio?
  • ¿Esos servicios están ofreciendo un valor real a mi compañía?
  • ¿Cumplo con las directrices de una arquitectura SOA en cuanto a reutilización, control, desacoplamiento y granularidad?

Nos podríamos sorprender de la cantidad de veces que se llegaría a la conclusión de que realmente no tenemos servicios. Lo que hemos conseguido es hacer uso de servicios web (o tecnologías similares) como una tecnología para la comunicación entre aplicaciones y dentro de ellas, pero perfectamente podríamos haber usado cualquier otra tecnología y el resultado sería el mismo.

Entonces, ¿qué significa realmente implantar y aplicar SOA? La respuesta es sencilla, aunque su aplicación no lo es tanto:

De forma resumida, implantar y aplicar SOA significa:

  • Que las aplicaciones expongan la lógica de negocio necesaria como servicios para que sean utilizados por el resto de aplicaciones que los necesiten, de manera que no se duplique la lógica de negocio por diferentes aplicaciones: cada aplicación es dueña de su lógica de negocio y de sus datos.
  • Que la arquitectura TI se oriente para que se facilite el uso de dichos servicios.
  • Que los servicios expuestos sean reutilizables y tengan la granularidad adecuada.
  • Gobernar los servicios de manera que, en resumen:
    • Se controle cómo y qué servicios se crean y se exponen para su uso, teniendo en cuenta parámetros como la reutilización y el valor que aporta al negocio.
    • Se identifiquen nuevos servicios de valor para la organización.
    • Se sepa quién provee un servicio, quién lo consume, cuánto se consume, cómo se consume y el nivel de servicio (SLA) que se ofrece.
    • Se haga el seguimiento del ciclo de vida de los servicios actuales y futuros, conociendo lo que se tiene, qué se tendrá y cuándo.
    • Se divulgue la información relacionada con los servicios por la organización.

Es esta parte de Gobierno la que no se suele hacer de manera que, en la mayoría de casos, se acaba teniendo una gran cantidad de servicios que realmente no son servicios, de los cuales, además, hay parte cuya existencia es desconocida por la mayoría de la compañía: se acaba con la misma red de araña descontrolada que teníamos antes, pero con otras tecnologías.

Por decirlo de otra manera, no tener Gobierno SOA es no controlar lo que tenemos, es tener una anarquía de servicios.

Para poder decir que se tiene SOA es fundamental tener un Gobierno SOA: si no existe un Gobierno SOA no se pueden aplicar gran parte de las prácticas SOA, con el resultado de que no se obtiene el ROI (Return Of Investment) correspondiente resultante de aplicar SOA y, si no obtenemos dicho ROI, ¿para qué queremos aplicar SOA? Estaríamos perdiendo dinero en dicho caso.

tira cómica gobierno SOA
http://geekandpoke.typepad.com/geekandpoke/2007/03/roi_of_soa.html

 

Es importante resaltar que al hablar de Gobierno estamos hablando de decisiones estratégicas: un Gobierno controla y analiza la información de cara a poder definir la estrategia correspondiente en el ámbito que le compete. Así pues, la información que se obtiene del control ejercido por el Gobierno SOA es fundamental para poder adaptarse, con la suficiente celeridad, a los cambios que se producen en el negocio. Es decir, es fundamental para alinear los servicios con el negocio.

Gobierno SOA como servicio

Hasta ahora se ha estado hablando, de forma genérica, sobre lo que implica tener realmente SOA y, por lo tanto, un Gobierno SOA. Pero nada se ha dicho sobre su organización y estructura.

Es importante tener en cuenta que el Gobierno SOA dentro de una organización es parte de la misma y ofrece un servicio transversal a la misma. Es decir, el Gobierno SOA es en sí un servicio.

Pero, ¿no estábamos diciendo antes que el Gobierno SOA controla los servicios? Bueno sí, pero eso no quiere decir que el propio Gobierno SOA no lo sea, ya que se está ofreciendo algo de valor al resto de la organización, es decir, los clientes del Gobierno SOA.

En este punto estamos entrando en lo que es realmente un servicio, independientemente de la tecnología o medios que lo soportan: un medio de entregar valor a los clientes facilitando resultados que los clientes quieren lograr sin la propiedad de costes y riesgos específicos. Es decir, el cliente demanda nuestro servicio para obtener un resultado sin necesidad de conocer, gestionar ni participar en la forma de ejecutarlo: pide y espera el resultado correspondiente.

Así pues, llegamos a la conclusión de que el Gobierno SOA debe implantarse como un servicio dentro de una organización y para ella. Y si hablamos de servicio en su más amplia concepción estamos hablando de ITIL y de sus buenas prácticas.

Digamos que entonces, en lugar de implantar un Gobierno SOA, lo que se implanta es una Oficina de Gobierno SOA donde cada equipo que lo conforma tiene unas funciones determinadas, siempre con el fin de ofrecer los servicios indicados en el catálogo de servicios de la Oficina de forma adecuada.

Ilustración del modelo de Oficina de GFI
Modelo funcional de una Oficina de Gobierno SOA

Próximos pasos

Es este artículo se hace una pequeña introducción y se pone en contexto el concepto de Gobierno SOA y las razones por las que es necesario en su organización, sirviendo de contexto para los siguientes artículos donde entraremos en el detalle de la composición de una Oficina de Gobierno SOA, las funcionalidades asociadas y la aplicación de ITIL para su correcta implantación.

Para más detalle sobre los estándares relacionados con el Gobierno SOA se puede acceder a los siguientes enlaces:

GFI y el Gobierno SOA

GFI tiene experiencia en la implantación y gestión de Oficinas de Gobierno, ayudando a nuestros clientes a llegar a tener éxito con sus iniciativas SOA.

Les ayudamos a definir y ejecutar la metodología adecuada para sus necesidades de Gobierno SOA y dotamos de las herramientas y los mecanismos necesarios para apoyar sus actividades.

Además, GFI es Partner Platinum de Oracle y Preferred Partner de WSO2, los cuales ofrecen herramientas de ayuda al Gobierno de los servicios y procesos dentro de arquitecturas SOA y BPM:

 

 

Sergio Pradas Rodríguez

Consultor Sénior con experiencia en J2EE, SOA y BPM. Estoy tanto en el mundo de la arquitectura y desarrollo como en el de la metodología y me gusta unirlos para sacar el mayor provecho y obtener el mayor beneficio posible al esfuerzo realizado. Conozco ITIL y lo he combinado con mis conocimientos en metodología a la hora de implantar y gestionar Oficinas Técnicas y Gobiernos de Servicios. Soy defensor de que una buena gestión y el dedicar el esfuerzo necesario a la misma son pilares principales para el éxito de cualquier proyecto o servicio, pero eso no quiere decir que no se necesite tener a un buen equipo respaldándote.

Sergio Pradas Rodríguez ha escrito 1 entradas


Sergio Pradas Rodríguez

Consultor Sénior con experiencia en J2EE, SOA y BPM. Estoy tanto en el mundo de la arquitectura y desarrollo como en el de la metodología y me gusta unirlos para sacar el mayor provecho y obtener el mayor beneficio posible al esfuerzo realizado. Conozco ITIL y lo he combinado con mis conocimientos en metodología a la hora de implantar y gestionar Oficinas Técnicas y Gobiernos de Servicios. Soy defensor de que una buena gestión y el dedicar el esfuerzo necesario a la misma son pilares principales para el éxito de cualquier proyecto o servicio, pero eso no quiere decir que no se necesite tener a un buen equipo respaldándote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *